Buscar este blog

1 de abril de 2015

Santos debrayes!


La semana santa y su inquietante tradición

Pocas cosas me gustaban tanto cuando era niña y estudiante como la Semana Santa. Entendía el significado (más o menos) de la celebración de la muerte y resurrección de un personaje de la religión católica. En aquel entonces, yo creía en Jesús, los reyes magos y toda la corte celestial.
Incluso, recuerdo que en 3er grado de primaria, gané un concurso de poesía dedicado al "niño jesús", todos los alumnos de la primaria podían participar. Además, también recuerdo que en aquellos años de inocencia, luego de hacer la primera comunión, traía la Biblia bajo el brazo para todos lados y la leía con frecuencia. Las monjas, cuando me vieron leer aquel libro con tanta frecuencia y fruición, convocaron a mi mamá a una reunión para decirle que creían que su hija mayor parecía tener vocación religiosa y le ofrecían la oportunidad de inscribirme en el convento de la orden a la que ellas pertenecían. Ahora lo recuerdo como una anécdota muy graciosa, pero la cara de mi mamá al llegar a la casa no tenía nada de divertido. Mi mamá me llevó a su cuarto y me hizo varias preguntas a las que mis respuestas parecieron darle tranquilidad. No recuerdo mis palabras con precisión, esto sucedió hace más de 30 años, pero recuerdo que le dije que me gustaba leer la biblia porque había historias muy emocionantes y algunas otras interesantes. Me preguntó si entendía que significaba la Biblia y no recuerdo mi respuesta, pero sí recuerdo que mi mamá me dijo a continuación que las monjas de la escuela creían que yo quería ser novicia y luego, religiosa como ellas. Me reí mucho y mi mamá rió conmigo, pero lo que pasó después de eso, no nos hizo gracia a ninguna de las dos. El rechazo inamovible de mi madre a ingresar a una hija suya al mundo gris y surrealista del convento enfureció a las monjas, y aunque en ese momento no entendí muy bien por qué se habían enojado tanto, sí que fui consciente de lo rencorosas que podían llegar a ser, pues al poco tiempo de esa reunión con la Madre E. mi mamá me anunció que no me recibirían en el colegio para el siguiente año y que estaba buscando un espacio en otra escuela.

 
Pues bien, volviendo al tema, yo tenía conocimiento sobre los evangelios, lo que habían sido los últimos años de Jesús como hombre en este mundo, su detención por parte de los romanos, la tortura, vejaciones, y finalmente, la crucifixión. En la mente de un niño estas imágenes son demasiado graves y violentas, pero al ser algo que había sucedido mucho, muchísimo antes de que yo naciera, su impacto y afectación se diluía en mi mente a través de un tiempo que yo no era capaz de medir.
En mi ciudad, a pesar de que la población es sumamente creyente y ferviente, que no piadosa - todo hay que decirlo - no recuerdo haber visto mucho revuelo por la festividad de la semana santa como sucede en otras ciudades del estado, del Df y del resto del país.
Dado que me dan muy mal rollo las procesiones con toda esa gente vestida como el KKK, y que no me entraba en la cabeza el frenesí de las celebraciones en España, particularmente en Andalucía, con toda la parafernalia de los capuchones, las cofradías, las hermandades, las peinetas, el luto ( no, de verdad, me resulta morboso y macabro), pues me puse a investigar de donde venía todo este rollo, si no son fanáticos, ¿por qué lo parecen?
¿Cómo es que las cofradías en España han alcanzado tanta fuerza y manejan tanto dinero?


Según un texto que encontré, las primeras referencias al concepto de "cofradía" datan del s. XI. En aquellos tiempos existían agrupaciones cuyos propósitos y actividades pueden describir lo que ahora se conoce como "cofradías gremiales", es decir, en el ámbito hispánico, vinieron a identificar en círculos cerrados a los miembros de un mismo oficio o profesión (pescadores, herreros, porqueros, albañiles, etc). Según el autor del texto, estas cofradías gremiales se fundaron gracias al impulso de personas particulares, grupos sensibilizados por la profesión.. algo así como un sindicato pero sin fines de lucro sino de apoyo y cooperación entre los mismos. Esto hasta el s. XV en el que las cofradías cobraron una nueva dimensión social, económica y esencialmente religiosa. Se sabe que en aquellos años, aparecieron las cofradías de Pasión también llamadas de Penitencia con las que se identifican las que actualmente se integran en Semana Santa, dirigiendo su objeto devocionario a imágenes con nombres "pasionistas", cristeras y   de vírgenes. Como es normal y natural, con el tiempo, estas cofradías fueron incorporando fines a su propósito original, como el entierro de muertos, asistencia específica a los cofrades enfermos, construcción de hospitales, atención a presos y viudas, evangelizar a los conversos. entre otras actividades que era mayor o menor en función de la capacidad económica y siempre desde el seno de los recursos procedentes de sus propios hermanos.
Era tal la efervescencia social y religiosa de las cofradías a partir de la segunda mitad del siglo xv y comienzos del XVI por toda la geografía hispana que su modo de organización interna comenzó a tener cierta sistemática: se estipularon sus sedes, sus advocaciones, sus fines religiosos, su estructura funcional, su régimen económico, los cargos de gobierno y sus competencias, el origen de sus miembros, y todo ello contemplado en las reglas fundacionales que eran, en definitiva, el corpus normativo que le confería entidad institucional civil y jurídica a estas asociaciones de carácter religioso.

Los primeros lustros del s. XVI vieron la incorporación de la tradición de procesionar sus imágenes rituales y de devoción durante la Semana Santa, e integraron también títulos y nominaciones pasionistas en sus advocaciones. Así, la procesión se convirtió en estación de penitencia de los hermanos que integraban el cortejo. Ya entonces fue que se sumaron numerosos elementos como los flagelantes (o "hermanos de sangre") y fieles encadenados o portando pesadas cruces a lo largo del recorrido. Estas modificaciones en las procesiones fueron bien recibidas por las autoridades eclesiásticas de la época, dado que así las cofradías colaboraban en el combate de las pujantes corrientes heterodoxas, el protestantismo y asumieron que que las hermandades y cofradías se adaptarían satisfactoriamente a este propósito con el culto externo y la catequesis pública.

El movimiento procesionista fue arropado desde el punto de vista artístico por el Barroco a partir del s. XVII que identificó esta corriente art´stica como un instrumento muy apropiado en momentos "trentinos" al otorgar la suntuosidad a sus desfiles y el ornato adecuado a dicha catequesis pública en este mismo siglo en lo referido a los elementos ostentosos y ampulosos de su escenificación procesionista con la incorporación de todo tipo de insignias, estándares y guiones con significados marcados que perduran hasta nuestros días.

Ora bien, por otra parte está el aspecto. Reconozco que me cuesta mucho trabajo encontrarle el atractivo turístico a la estampa que las procesiones dan. Esos gorros puntiagudos que también usaban los miembros del KKK. Resulta pues que el capirote o capuchón proviene de algo tan sórdido y macabro como el impacto visual que tienen las cofradías que procesan, y es que su origen está en los comienzos de la Inquisición, y no en los oficiales inquisidores, sino en las personas que estaban castigadas pro motivos religiosos se les imponía la obligación de usar una prenda de tela que les cubriera el pecho y la espalda y un cucurucho de cartón en señal de penitencia. Durante los juicios del tribunal inquisidor a muchos de los penitenciados se les imponía el uso de una prenda llamada sambenito y el cucurucho que tenía que llevar colocado encima de la cabeza en señal de la penitencia que les había sido impuesta. Por transposición del significado penitencial del capirote, fue adoptado por algunas cofradías de Semana Santa y aún por instituciones y cofradías que desarrollan sus actos en otras fechas del calendario litúrgico.
Un caso de este segundo aspecto es la llamada procesión de la Lagaña, de Vilalba dels Arcs (Tarragona), en la que varios de los que toman parte en ella salen a recibir a los peregrinos que vuelven de la ermita de Santa María Magdalena de Berrus, vestidos de riguroso negro y cubiertos con capirote del mismo color.

Para terminar mi reflexión sobre estos rituales - tradiciones religiosos, confieso que el trasfondo psicológico de estas costumbres me generan inquietud porque hay un clima de fanatismo que parece extenderse desde los participantes hasta los que asisten a este desfile de cofradías y hermandades (que ya tienen una connotación negativa y atemorizante) cuyos rostros recuerdan a esas películas de sectas religiosas que hacen cosas terribles y comparten secretos igualmente aterradores. Si, es cierto, es una percepción completamente personal, y reconozco también que en algunas ocasiones me han causado pesadillas. Me cuesta mucho trabajo entender y mirar estas costumbres como parte de la cultura de un pueblo, pero dadas las circunstancias y el poder que el clero tiene en este país y en muchos otros del mundo, me he de resignar y tolerar su persistencia a pesar de mis propias impresiones.

Pues nada, me quedo con mis recuerdos de la infancia y la época de estudiante en la que la Semana Santa no significaba otra cosa que días de playa, mar, sol y risas con familia y amigos y así, el verdadero significado de estas fechas queda en un espacio brumoso y muy recóndito de mi consciencia.

¡ Gracias por leerme y espero sus comentarios con mucha ilusión!














30 de marzo de 2015

Debraye Inicial


¡Y la semana comienza así!


El gobierno de Rajoy y los medios de comunicación parecen estar decididos a descomponernos la semana entera, ¿qué digo? Cada segundo hasta que se vayan de Moncloa. 

Las redes sociales  completamente “on fire”, porque comenzamos estos siete días con más putadas que buenas noticias. Ahora que lo pienso... ¿cuáles buenas noticias?

En Facebook y Twitter



La semana pasada, el conductor del programa Las Mañanas de Cuatro, Jesús Cintora, fue despedido de forma fulminante. Mediaset decidió remover de su puesto de trabajo al periodista con el argumento  de que la conducta de Cintora vulneraba las políticas de información de la empresa.
Reconozco que nunca fui seguidora del programa que se encuentra en el mismo horario que otro programa con el mismo perfil en cadena nacional producido por La Sexta y conducido por el director de información de dicha empresa de comunicación, así que no puedo emitir un juicio u opinión a favor o en contra de la decisión tomada por Mediaset. 
Pero en las redes sociales, los seguidores de la formación dirigida por Pablo Iglesias, han estado en cólera y han juzgado el despido de Jesús Cintora como una de las consecuencias de la recién estrenada “Ley mordaza”, que a alguien en el gobierno le estaba resultando incómodo que el periodista hiciera críticas duras y reiteradas a la administración de Rajoy, que con poco disimulo manifestara algún tipo de apoyo a la directiva de Podemos y, a decir de la propia Mediaset, también se habían recibido airadas quejas por parte de los colaboradores de Cintora sobre el maltrato y faltas de respeto que éste les confería. 

Al parecer, el comunicado explicando las razones del despido, encendieron aún más los ánimos en las redes sociales.

Debo decir que como licenciada en comunicación, me resulta difícil de entender ciertas reacciones.  No digo que el despido del ahora ex conductor de Las Mañanas de Cuatro fuese justo, pero hay ciertas actitudes y “cosas” que no se pueden hacer ni decir, y estando las cosas como están en este país con esta legislatura de mayoría absoluta del PP, me parece que el ingenio y el talento de los periodistas y moderadores de programas de opinión como es el caso del programa que dirigía Cintora, se debe afinar al máximo. 
A decir de algunos defensores de Podemos, el despido de Cintora es un atropello de la libertad de expresión, un abuso y una traición contra las libertades de los profesionales de la información.  La cuestión es que dan como buenas algunos datos que son favorables a Podemos, pero cuando la información destiñe o es desfavorecedora para el partido de Iglesias, entonces son calumnias y un uso indecoroso de los medios de comunicación.  
Mediaset acusa a Jesús Cintora de no ajustarse a los criterios de objetividad e imparcialidad que ha de observar todo periodista. Del mismo modo que los profesionales de la información pueden tener y defender una postura ideológica como cualquier otro ciudadano, así mismo, éstas personas han de informar con objetividad, imparcialidad y veracidad, y esto, por si no se entiende con claridad, significa que un periodista no puede sesgar la información, juzgar o elogiar a un personaje, organización o empresa involucrada en una nota informativa. No le corresponde a un conductor de un programa de debate, orientar a la audiencia sobre una u otra parte de los panelistas, tampoco puede favorecer desde su posición a una persona que se encuentre involucrada en un proceso judicial o emitir su opinión a favor de un partido político denostando a los demás. 
Me dijeron que Cintora no hizo eso, sin embargo, evidentemente, sus jefes encontraron motivos legalmente inapelables para separarle de su puesto de trabajo y que el aludido no ha podido desmentir. Y la peor parte de esto es que, a pesar de lo que los que apoyan a Cintora y Podemos digan, lo cierto es que si Cintora no se ha ceñido a las políticas informativas del Grupo Mediaset, ya pueden llorar y patalear, pero es 100% seguro que eso es algo que el periodista sabía y que no se podía permitir el lujo de ignorar, ya que el perfil y estructura de este consorcio transnacional. 
También es cierto, por otra parte, que no es la primera vez que el PP y los miembros del gobierno de Rajoy son acusados de censurar a la prensa y presionar a las cadenas de medios electrónicos cuando el tono de las críticas y el manejo de la información no está en los niveles que a ellos les gusta, es decir, 0. El año pasado le tocó a Javier Moreno, director del diario El País. La redacción interpretó que la medida se tomó por la amistad entre Soraya Sáenz de Santamaría con Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa. Sáenz de Santamaría habría intervenido para ayudar a la refinanciación de la empresa, con más de 3.000 millones de deuda, a cambio de una línea editorial más amable, según el convencimiento de la plantilla. Carlos Cue, también de El País, fue desplazado a Buenos Aires y así, a manera de despedida, la vicepresidenta le dijo en Pleno Consejo de Ministros: "le extrañaremos". 

Otro periodista nominado por el dedo de la gaviota con fondo azul fue el ex director de La Vanguardia, José Antic, ya que el gobierno de Rajoy consideró que el diario estaba tomando una línea “excesivamente proclive a la tesis independentista”.  Otros nominados fueron, Yolanda Alvarez, corresponsal en Israel que se enteró que su empleador ya no le renovaría su contrato porque parecía corresponsal de Hamás, y al inicio de la legislatura, Ana Pastor fue removida con malas formas de su trabajo en TVE. Suerte de ella que no tardó en encontrar trabajo incursionando en CNN, aunque de esta empresa también salió sin mucho ruido para luego entrar con bombo y platillo a La Sexta con un programa en horario “prime time” los domingos. 
Es evidente que los seguidores de Podemos tienen toda la razón en una cuestión: el gobierno de Rajoy mete las manos en las empresas privadas de comunicación para decirle al país entero que mientras ellos gobiernen, hablar mal del PP tiene graves consecuencias. 
¿A quién le tocará después?





25 de marzo de 2015

En la dicha y en la tragedia...

Siempre contra tí, no lo dudes.


Como ya sabéis todos - y el que no, pues ya le informo yo -, esta mañana del martes, un avión de la compañía Germanwings, filial de la línea aérea Lufthansa, sufrió un fatal accidente mientras sobrevolaba los alpes franceses cayendo en una zona de difícil acceso. El avión salió del aeropuerto del Prat, en Barcelona donde hacía una escala proveniente de Baleares.
A decir de los medios de comunicación en España, viajaban 150 pasajeros y 6 tripulantes.  Lo primero que hizo ruido en mis sensibles oídos, fue cuando Antonio García Ferreras, conductor de Al Rojo Vivo y director de Noticias de la Sexta, remarcó el hecho de que, entre los pasajeros se encontraban, presuntamente, 45 españoles. Ahí pregunté yo… sí, soy una de millones de locas que le gritan a la tv como si el sujeto en la pantalla pudiera escucharme, vamos, como si estuviésemos hablando por Skype, pero bueno, la cuestión es que pregunté: ¿qué cuernos tendrá que ver? Eso es algo que ya se podía suponer siendo un vuelo que despegó desde un aeropuerto español, y para más precisión, catalán. Después, mi periodista favorito, cabecita de cotonete (tanto por la apariencia como por el contenido), Eduardo Inda, tras la comparecencia del President de la Generalitat, arremetió contra Artur Más reprochándole que diferenciara entre ciudadanos españoles y catalanes argumentando que es una frivolidad por parte del líder catalán utilizar la tragedia aérea para colar su necedad secesionista.

Para mi sorpresa, el periodista J. Sardà, que tiene por afición meter la pluma en todo lo que hace y dice cualquier integrante de la Generalitat (bueno, ese es su trabajo, todo hay que decirlo, y se le reconoce, en tanto no manipule ni tergiverse), saltó para desacreditar a Inda diciéndole que por esta vez, para opinión de Sardá (y la propia) Mas no estaba frivolizando y sus palabras estaban siendo pronunciadas desde su posición e investidura con toda corrección y sin dobles intenciones. La siguiente sorpresa fue que Cabeza de Cotonete se quedara callado. Esa es la parte que más disfruté de la emisión.
Ora bien, mientras los medios en su mayoría guardaban las formas e imprimían el respeto y seriedad que el suceso exigía, en las redes sociales se hacía todo lo contrario. Desde declaraciones que incitan al odio, burlas y puerilidades hasta acusaciones paranoicas. 

Las manifestaciones contra las posibles víctimas de origen catalán se sucedieron durante mucho tiempo,  particularmente en Twitter, a ninguna le faltó agresividad y en varios casos se infrigieron delitos de odio y xenofobia.  

Los insultos y agresiones contra Catalunya y el independentismo catalán en las redes sociales no son cosa rara desde hace unos años, pero no recuerdo haber visto que se usara una tragedia como esta para expresar todos esos pensamientos contra catalanes y vascos, que también les tocó. 
Lo preocupante de esta situación al costado de una tragedia es que no tendrá consecuencias. Ciudadanos españoles haciendo burla del dolor de cientos de personas que perdieron a sus hijos, padres, hermanos, pareja, amigos y compañeros y seguirán haciéndolo en cualquier circunstancia y por cualquier motivo sin que la ley se aplique en ellos, porque, ¿para qué derrochar el dinero que cuesta el sueldo de dos agentes de policía que arresten a estas personas? Que como diría alguien por ahí, ¿para qué tanto drama? murieron catalanes, no personas, pues eso, que no justifica la movilización de un efectivo de la guardia civil para arrestar a quienes con toda la jeta del mundo infringen leyes y como si se echaran un pedo. 
Seguro que en todos lados hay imbéciles y seguro que en Cataluña no faltan, pero decir las cosas que se han expresado contra los catalanes y las familias de los fallecidos en el accidente áereo, eso no le pega al pueblo catalán y tampoco al pueblo vasco, no se ha visto jamás.
Si la policía no aplica la ley como ha de hacerse, que se aplique la condena social, exhibir a estos trogloditas y que se enteren que ninguna acción queda sin consecuencia. 

Menudos patanes, aquí tienen otra muestra. 



Gracias por leerme y no olvidéis compartir!
Buenas noches!

23 de marzo de 2015

Debrayando el lunes

El triunfo del bipartidismo andalú... y el liderazgo del Barça en la liga.



En los rostros de los jóvenes políticos chispeaba la ilusión, los músculos de sus caras ya dolían de tanto sonreír. No cabía el pesimismo ni la contención, la euforia se adivinaba desbordada por todos los costados. Las pantallas de televisión en los diferentes bunkers de partidos mostraban cambios angustiosamente lentos. La barra roja, la azul, la púrpura, la naranja, la verde, unas se movían más que otras en el gráfico que iba reflejando la suma de votos emitidos. Incidentes pocos y sin importancia, al menos para el PSOE que ya podía sentirse satisfecho. El cava ya estaba enfriándose, los bocadillos se habían terminado, litros de café circulando por las venas de los aspirantes…  no, no hay forma de retratar lo excitantes que son esas horas en las habitaciones y sedes donde se aguardan los resultados que signifiquen el todo y la nada. El nervio, el miedo, la alegría, la ansiedad ponen los corazones a mil, nada recomendable para enfermos cardiacos y de la tensión.
Atresmedia y Mediaset habían puesto a trabajar a sus mejores elementos para dirigir la interpretación de los resultados parciales. Los periodistas y colaboradores, entre ellos, Eduardo Inda, imprimían más emoción a la jornada con comentarios y análisis que parecían sacados más de un culebrón latinoamericano que de un programa especial sobre las elecciones en una de las comunidades más grandes de España. El gran jefe, Antonio García Ferreras parecía estar narrando un partido de football que el avance de resultados. 
 Pero al final, al filo de la media noche, muchas sonrisas fueron sustituidas por expresiones de incredulidad y sorpresa, otras, las de tensión y preocupación se transformaron en ojos abiertos como platos y gritos de alegría, y en otra, una cara rolliza y singular, se cambió por la de satisfacción y orgullo cuando el 99,95% de los votos escrutados le daban una victoria mediana, taimada, pero victoria al fin. Susana Díaz podía respirar tranquila, o como menos, un poco más tranquila que horas atrás. 
Llama la atención el análisis final del periodista de ultra derechas, Eduardo Inda, celebrando y alabando el triunfo de la Presidenta de la Junta de Andalucia: “… ha nacido una estrella”. Desde luego, había que subrayar, incluso exagerar el mérito del éxito del Partido Socialista Obrero Español en contraste con el resultado por debajo de las expectativas en lo que toca a los primerizos Podemos. 




Nada es bueno, nada es malo, todo depende del cristal con que se mira


Para la cara oculta de la cadena de tv La Sexta, la participación, la decisión de los ciudadanos andaluces, el transcurso sin mayores incidentes, al menos desde la óptica de los conductores de los programas que cubrieron la jornada electoral. 
Al final, los líderes y candidatos de las formaciones participantes comparecieron ante las cámaras y micrófonos ofreciendo un abanico particular de semblantes que en algunos casos no hacían juego con las declaraciones vertidas. 
Por ejemplo, el líder del partido ex catalán,  – porque al eliminar el idioma catalán de su página web y de sus documentos oficiales, se puede dar por sentado que la dirección general considera incompatible la historia del partido con las ambiciones de sus miembros que aspiran cubrir el espectro político nacional – Ciudadanos (antes Ciutadans), Albert Rivera resume el resultado de las elecciones de esta forma: "Estoy convencido de que habrá gente que dirá que no han perdido, pero todos sabemos que el bipartidismo ha muerto" 


Mi percepción tiene que estar equivocada, porque aun cuando el Partido Popular perdió 17 de los 50 escaños que tenía en el Parlamento de Andalucía, sigue estando entre los tres primeros en las plazas del gobierno andaluz. ¿Y el PSOE, Sr Rivera? Susana Díaz, contrario a lo que pudo suponer o calcular la cabeza del partido púrpura, no solo retuvo sus 47 escaños, sino que logró una mayor participación electoral que la anterior celebrada por Griñán en 2012. Puede decirse entonces que la dominatriz socialista acertó al convocar estas elecciones. En éstas, las primeras fuera de Cataluña para la formación naranja, se obtuvieron 9 puestos de sus listas, mientras que los desencantados del círculo blanco lograron 15 y no 20 como se había estimado el día anterior. 
¿Es un triunfo moderado o un fracaso amortiguado (emulando al ministro Montoro) el de Teresa Rodríguez? Si bien su discurso de cierre es de auto contención y prudente, no se puede dejar de percibir que no asume, al menos públicamente, haber quedado muy por debajo de sus expectativas y las de su partido. "Lucharemos por el programa de emergencia ciudadana de Podemos en el parlamento con nuestros 15 diputados. En Andalucía formamos parte de un proceso. Las dos grandes fuerzas del bipartidismo han caído. Somos protagonistas de ese cambio. El mapa político en el Andalucía y en España ha cambiado", asegura.  También con esta afirmación me descoloco un poco, y es que yo no termino de ver la debacle del bipartidismo en Andalucía. 


El que sí asumió humildemente el mazazo de su fracaso electoral fue el partido liderado por Alberto Garzón y Gaspar Llamazares. Antonio Maíllo, su candidato dijo: "IU va a ser una fuerza imprescindible, va a recuperar el espacio político para las próximas citas electorales". Acepta que los resultados son más bien malos, pero que van a seguir luchando para ser el referente en apoyos en Andalucía. "Este no es el resultado que teníamos previsto". Hombre, pues sí, no te queda de otra, guapo, si a fin de cuentas, no se puede hacer ni decir otra cosa. Apechugando y con el mazo dando.



¡Ah, la gran perdedora! Rosa Diez, a la que su estrategia de subirse al tranvía y regalar balletas rosa para limpiar Andalucía de la corrupción, que tampoco le valieron sus alegatos y discursos acusatorios, y es que el candidato tenía menos jale que un vómito de borracho, se traga su ego (con lo que debía lucir con obesidad mórbida) y reconoce en las redes sociales, citando a un ex primer ministro inglés que los andaluces no le creyeron y no tendrá injerencia alguna en las decisiones públicas que afecten el futuro de la tierra de las alpujarras y el flamenco. “El éxito no es definitivo; el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar . W.Churchill”. Esto decía en su twitter mientras un mustio y gris Martín de la Herrán calificaba la victoria del PSOE y su derrota como el triunfo de la corrupción. Ups! no se corta el mellizo de Norman Bates. 


De UPyD para atrás, todos las demás formaciones participantes, se contentaron y agradecieron los votos que recibieron, como corresponde y la “fiesta democrática” de Andalucía termino. 
¿Los datos? Unos que parece que no importan pero sí que pican, son los del abstencionismo, el voto nulo y el voto en blanco. Me genera harta curiosidad por qué esto resulta tan intrascendente para los pomposos analistas políticos de La Sexta. 


Pero bueno, seguro que, o se les pasó hacer un análisis sobre esto o yo me lo perdí. 
Ahora, yo me planteo un par de preguntas: 
¿Podemos hará finalmente pactos, sí o no? ¿Estarán como pepe grillo encima de la presidenta – no literalmente, por  favor, que es una señora casada y embarazada – y de los miembros del Parlamento para combatir la corrupción extendida del PSOE y el PP en Andalucía? 
Siendo este un año tan convulso y determinante para el panorama político español y estando en ciernes un referéndum a celebrarse en Cataluña que transformaría aún más la fisonomía de la península ibérica, mucho me temo que éste será un año en blanco, sin cambios ni actuaciones notables. En breve, las elecciones en Madrid también darán una vuelta al reloj de arena de los tiempos políticos del reino español (no se hacen una idea de las náuseas que me produce esta frase) y veremos a la Marquesa Arrolla Agentes soltando perlas para las delicias de los medios. Muy movido, sí señor, el 2015 va a ser de todo menos un año tranquilo y mucho me temo que el adjetivo de bueno no va a encajar mucho de aquí a diciembre.

Y ya para terminar, ¿habéis visto el partido? Yo tampoco, y no por haber estado siguiendo las elecciones, sencillamente paso de pagar por ver a 22 hombretones en pantalones cortos siguiendo y quitándose un balón con sus golpes y faltas bien intercalados. Pero la cuestión no es esa, sino que como habían predicho las aficiones del FCB y el RMA, el equipo blaugrana se llevó la victoria y a decir de los medios, fue un partido deslucido para el banquillo de Luis Enrique. Lo que hay que resaltar es la felicidad de Cristiano porque el único gol de su club lo marcó él, así que todo lo demás le viene flojo y lejos, “él es el mejor, el más guapo, el más grico…” y que perdiera el Real Madrid, eso ya es otra cuestión mucho menos importante que el hecho notorio y rescatable del encuentro: ¡toma, Irina! ya puedes seguir tirando mierda que no me importa porque yo apunté un gol más a mi récord personal.



Y el fin de semana se fue y por ahora, yo también
Gracias por leerme y ojalá os animéis a comentar y compartir.



22 de marzo de 2015

Conjugando el verbo Debrayar


A sabiendas de que la RAE no incluirá el término "debraye" entre los vocablos del lenguaje castellano, me daré a la tarea de desmenuzar esta palabra que funciona, como muchas otras, como sustantivo, verbo y adjetivo.

Como he explicado en la descripción de este blogg, un debraye es un proceso mental que puede ser resultado del ocio, la reflexión, el aburrimiento y/o la creatividad. Familiarizarse con este término puede ser más fácil si se ilustra mediante ejemplos y conjugaciones de su forma verbal. Sirva de ayuda gramatical que se trata de un verbo regular de la primera conjugación pero sin equivalente en otros idiomas, al menos no que se conozca... bueno, no que yo sepa.

Vamos a comenzar con ejemplificar el término.

Este es el rostro de alguien que está vertiendo una buena cantidad de "debrayes", es decir, emite el producto de elucubraciones personales y absurdos que solo en su ego encuentran terreno fértil.
Así, podemos decir que el ministro de Defensa, José Bono, está debrayando. ¿Que por qué lo digo?
Fácil, porque afirma que uno de los motivos que le llevaron a separarse de su puesto en el gabinete de ministros de J.L. Zapatero, fue la inclusión del término "nación" en el estatut de Cataluña. Además, sin aportar ningún dato fiable, y pasándose por los cataplines todo rastro de autocensura y prudencia, acusó al actual presidente de la Generalitat, Artur Mas, de ponerle precio a la independencia de Cataluña como si dependiera de él.
No, un debraye no es una calumnia, un debraye es lo que resulta de un momento, relajado o tenso, de divagación.... en este caso, se puede decir que más que un debraye, parece que el Señor Bono ha tenido un episodio largo de "mental farts", pero como tuvo los santos kohonez de decirlo en tv nacional, asumo que no es algo espontáneo como un pedo cerebral, sino algo que amasó y trabajó un buen rato en su cabeza antes de dejarlo salir, y por lo que él mismo admite, no es algo de ahora sino que lleva varios años diciéndolo.

Para ejemplificar la conjugación del verbo en la 2a persona del singular, me tomo el atrevimiento de dirigirme directamente al rocker star Loquillo.
Querido Loquillo, anoche tuve el placer de verte y escucharte abordando el tema político. Fui testigo de como debrayas sobre el independentismo catalán.

No caeré en el error antidemocrático de juzgar tu opinión como Barcelonés - español respecto del movimiento independentista, pero sí que me parece que has estado tomando cosas raras, pues el debraye de ayer ha sido flipante.
Cuando debrayas sobre el tema independentista, dices que es una cortina de humo - anoche no fue la primera vez, lo dijiste al mismo periodista, Iñaki López en 2014 y antes, en 2012 a Jordi Evole - tomaste en cuenta algunas de estas cuestiones: las cortinas de humo son informaciones transitorias que sirven para cubrir y distraer de asuntos escabrosos y delicados que no se informan a la sociedad en tiempo y forma como debería hacerse. Para darte por tu lado, mi muy querido y respetado "Rock Star", mientras Jordi Pujol i Soley gritaba "Espanya ens roba", su gobierno cobraba comisiones del 3 y 5% a los empresarios que querían instalarse en Barcelona. Entonces, el ex president y ex honorable,  mientras acometía contra las finanzas catalanas, lanzaba la cortina de humo sobre una cuestión que, dicho sea de paso, desde la perspectiva de muchos ciudadanos catalanes, no es tan de humo, como tú dices o falsa, como dijera el ex ministro Bono, una mentira vil. Eso sí, el robo no es a lo "face of dog", sino legal y legitimado por ellos, por el gobierno central, particularmente, por los gobiernos del PP. Como te decía, las cortinas de humo son transitorias, tienen un único uso, como las pastillitas de cianuro, no duran más de lo necesario, la que tu llamas la cortina de humo de la independencia de Cataluña lleva mucho tiempo y en vez de diluirse y desaparecer, se ha hecho más grande y más espesa. Así que podrías comenzar a buscar otro adjetivo para un movimiento que, además, Loquillo, con el hecho simple de llamarle así, faltas al respeto a quienes formamos parte de él. Pero, oye, no me lo tomes a mal, hombre, que tu, como todos, tienes derecho a debrayar cuantas veces quieras y sobre lo que te de la gana. Me gustan tus canciones.

Para finalizar, ya que no tiene mucho sentido que haga todas las conjugaciones, usaremos a un grupo por todos conocido y querido para ejemplificar la conjugación del verbo en tercera persona del plural.
Este es un debraye que ocurre con frecuencia, en casi cualquier grupo, fiijo o espontaneo, en el que una sola persona habla en plural estableciendo el hecho de que los demás piensan exactamente como él. En política, hasta donde se ha visto, no se libra nadie, todos han pasado por ahí.

Para esta conjugación nos ayudará el Polític Star, el hombre del momento con su larga y bien cuidada melena que lleva eternamente sujeta con las hebras de cabello dejadas con un estilo casual a los lados de su rostro particular pero que acentúa el perfil que muestra a sus seguidores y detractores.

 "Nos estamos jugando mucho más que girar a centro de izquierda o al centro derecha. Estamos tendiendo la mano a todo el mundo"
El debraye del Coletas no consiste en hablar en nombre de sus compañeros de partido, sino asumir que habla en nombre de millones de personas en Andalucía.

Nosotros, diría, Iglesias, debrayamos sobre el derrumbe y la debacle del partidismo. Es un objetivo, un deseo, un sueño, una misión.
Si, es cierto, jamás ha pronunciado estas palabras usando el verbo debrayar, pero sí que ha dicho que PODEMOS va a por el PP y el PSOE  a quienes reiteradamente y por todos los canales de comunicación posibles, llamó Casta como si fuese un lema propagandístico - bueno, sí, vale, lo era - y advirtió que sacaría del espectro político.
No sé vosotros, pero me hubiese gustado que en vez de amenazar y centrarse en la destrucción de dos plataformas políticas en las que militan ciudadanos con ideas distintas a las de Podemos, el debraye de Pablo Iglesias, tanto en lo relativo a Andalucia como del resto del país, se refiriera a una serie de líneas de trabajo, un proyecto claro que dejase atrás la cansina costumbre de usar los micrófonos ya sea para atacar, ya fuera para defenderse, pero de delinear con presición un plan de trabajo gubernamental, de eso nada.

Hasta aquí, los ejemplos relativos a la conjugación de "debraye" como verbo. Como adjetivo es mucho más sencillo: Un discurso debraye, un "look" debraye, una canción debraye.... como la de The Wall de Pink Floyd o Stairway to heaven de Led Zeppelin. Bueno, es verdad que parece más un sustantivo que un adjetivo, pero el término está cumpliendo la función de calificar algo. No es lo mismo una canción mala que una canción debraye, y para ejemplo están esas dos obras de arte que resultaron de un debraye largo y bien aprovechado.

Gracias por leerme, gente, y si no es mucho pedir, compartid y comentad.



Debraye dominical


Fin de semana políticamente deportivo o viceversa


Buenos días, antes de seguir, una disculpa a quien me lea, pues he tenido este blogg muy abandonado. Procuraré no volverlo a hacer, pero no lo digo en el sentido que lo dijo Juan Carlos de Borbón hace unos años, que parecía que le torcían un testículo para que pidiese disculpas y aun esa disculpa supo a mentira vil, parecía que decía, "no volveré a invitar a esos hijos de puta de la prensa española, pero seguiré matando todo bicho en peligro de extinción que me encuentre al camino". No, no es este tipo de disculpa, es el tipo de disculpa que implica que no tengo argumento de justificación, así que la disculpa va por doble.
Va, pues ahora que ya liberé mi consciencia como lo hace cualquier católico en domingo y después de comerse una oblea, prosigo con mi debraye. 
  
Hoy es domingo 22 de marzo,  y ya ha terminado la jornada de reflexión previa a un emocionante fin de semana que divide la audiencia entre el clásico Real Madrid - FC. Barcelona, y las elecciones en Andalucía para elegir al cacique de turno. 
Las apuestas en ambos eventos están muy reñidas. 
El RMA es el club deportivo privado más grande del mundo, o eso me pareció leer en alguna parte. No sería de extrañar, claro, eso de ver deportes por tv o desde una grada que costó un día de trabajo para muchos de los aficionados, es de las estupideces más grandes, pero al menos no se trata de matar a nadie en nombre de alguno de los dioses del catálogo de la humanidad. El FCB (es más que un club) es la proyección deportiva de un pueblo, al menos eso dicen muchos catalanes aquí. Los aficionados inteligentes dicen que lo mismo pasan del football o cualquier otro de los deportes de la marca, porque a fin de cuentas, no es el equipo del pueblo, es una empresa privada millonaria. 
Entre estos dos equipos, las apuestas parecen estar a favor del Barça, en virtud de la mala racha que lleva el jugador estrella del equipo merengue, pero eso es lo bueno del football, todo puede suceder. 


Como dije al inicio, este domingo está movidito. En estos momentos, la política más... más.... más folklórica se encuentra en sesión de auto manicura frenética. Susana Díaz, conocida como la dominatriz de Pedro Sánchez, se está jugando la presidencia de la Junta de Andalucía. ¿Las apuestas? A su favor, según dicen, sin embargo, no se predice un gobierno fácil para la Señora Presidenta. 
No me fío de las encuestas,  y como soy de mal pensar, estoy convencida de que está todo bien amañado para que los andaluces crean que su voto cuenta y que han decidido darle otra oportunidad a la señora Díaz, a ver si ahora sí se endereza, pero que en realidad, se celebró un cónclave secreto entre líderes y candidatos de partidos para el puesto más alto de la Junta, y el resultado de aquella reunión macaba fue la de siempre en casi todo el mundo entero: verle la cara de imbécil al pueblo. "Vosotros os creéis que votais, nosotros hacemos como que respetamos vuestra voluntad". No tengo pruebas, no puedo explicar como, pero es que si no se amaña una elección, estamos hablando de que hay millones de personas estúpidas a las que les gusta que les roben, mientan, insulten y humillen. Tras 30 años de gobierno PSOE en Andalucia, haber saqueado hasta la goma y el celofán de las oficinas públicas, ¿cómo se explica que habiendo más opciones que incluso el PP, vuelvan a elegir al PSOE? 
El mismo "mental fart" me genera la situación política y social en Valencia. Lo he preguntado varias veces, creo que he llegado a ser cansina con la misma cuestión: ¿estáis completamente seguros de que no hay fraude electoral en Valencia? Siempre me responden que no, que no es necesario. ¡Que respuesta tan brutal y lapidaria!
Hoy, a propósito del torneo de partidos en la tierra del Salmorejo y el rabo de toro, no puedo dejar de plantearme la misma pregunta: de verdad no es necesario - para los partidos - que amañen las elecciones? Ya me han respondido algunos que en lo que toca a partidos, España está dividida por feudos políticos. Mientras que Galicia y Valencia son tierras del PP, la tierra que vio nacer a Picasso, Machado y Manuel De Falla, es Feudo del PSOE. Esto lo puedo entender, perfectamente, 
En el país en el que nací, también están repartidos los estados federales por colores y siglas, me pesa mucho reconocer que el gobierno del estado de Veracruz es irremediablemente del Revolucionario Institucional, aunque claro, en México tenemos el "pretexto" (bastante estúpido) de que se roban las elecciones como quitarle un caramelo a un niño. Así pues, en la "Madre Patria", pasa lo mismo, y dudo mucho que se trate de una coincidencia, son los rasgos políticos y sociales que México heredó de su madre. 
Aun es temprano para determinar la tendencia del voto en territorio andaluz, pero si resulta que es un dato del que no puedes prescindir ni esperar a mañana, pues pégate a la radio, la tv o internet y sigue de cerca la emocionante carrera por el máximo poder del pueblo andaluz. Elecciones Andalucía 2015

Por ahora, yo me retiro y si se tercia, vuelvo después del clásico, que para entonces, ya se tendrá un resultado preliminar sobre la suerte que habrá corrido Susanita NO TIENE RAZÓN. y tampoco tiene un ratón, tiene cientos de ratas por todo el territorio andaluz.


Feliz Domingo!





14 de marzo de 2015

Encuestitis Aguditis


Cada encuestadora barre para su casa

Nos tienen invadidos, saturados y enajenados con “datos” del último CIS. Todos, absolutamente todos los programas de TV y los diarios de circulación nacional de todas las tendencias e ideologías, atiborran a la audiencia y los lectores con gráficas y encuestas que aplican a un número NADA representantivo de la población. Para más, esperan que nos creamos que los datos resultantes dan alguna luz a lo que se nos viene en los próximos meses.
Por poner un par de ejemplos.
Para escribir esta entrada me puse a buscar en los diarios y empresas tipo Metroscopia o los sondeos de opinión que realizan diarios como La Razón, ABC, EL MUNDO, LA VANGUARDIA, EL PAÍS, EL DIARIO, LIBERTAD DIGITAL, CIS, etc, y me encontré con qué el número de personas encuestadas no rebasa los 1500. Algo similar sucedió y sigue sucediendo con el tema del movimiento catalán, la mayoría silenciosa y los cuatro gatos que están molestando con sus arengas soberanistas para romper España porque así son los catalanes, egoístas y soberbios… bueno, eso es otro tema, pero citaba el caso del soberanismo catalán porque según qué diario publique la encuesta o sondeo, tendremos resultados que son harto diferentes en comparación con la encuesta de “la competencia”.
Habrá quienes me digan que es “normal” que los diarios de derechas presenten como preferido a quien personifica los intereses de la derecha, como sucede con la Razón, ABC y el Mundo, mientras que el resto dividen sus simpatías entre los partidos “viejos” y recientes para arrimarles el hombro con encuestas totalmente sesgadas que elevan el ánimo de quienes llevan el estandarte de la izquierda. Sinceramente, encuentro anormal que alguien vea como algo rutinario estar jugando con la consciencia de los ciudadanos. Pero qué le vamos a hacer, ¿no es verdad? No soy la persona encargada de poner ni quitar los reflectores sobre las estrellas del show político. Tampoco veo correcto ni saludable que la población entre en el juego tan fácil y mansamente.
Aparte de la saturación mediática también está la basura electoral, esa que nos cuelan en el buzón junto a las cartas del banco recordándonos que somos sus esclavos, igualmente los políticos nos recuerdan lo idiotas y conformistas que somos mintiéndonos en nuestra cara. Nos mandan cartitas, misivas muy educadas en las que nos presentan sus listas para el Congreso, los candidatos titulares para la elección que vaya a celebrarse en primerísimo lugar y con letra “bold”.
Hace un par de meses fui a casa de mi madre y me encontré una papeleta del partido que gobernaba en el período anterior, pero el candidato era el que había participado en las elecciones del 94…me resultó tan raro encontrar aquello que lo revisé cuidadosamente por si tenía algún dato relevante, alguna nota, algo que justificara que guardara el papel, sobre todo considerando que mi madre no soporta a los de ese partido. La cuestión es que así como yo me encontré propaganda impresa de un partido, así mismo se puede decir que toda la publicidad que reparten las plataformas políticas se convierte inexorablemente en un problema de limpia pública. Carteles, pendones, folletos, papeletas, etc, se acumulan en las calles y contenedores de papel – cuando la gente es limpia y consciente, que si no, ahí se ponen amarillos y los van pateando personas y animales por todos lados. Y es que si al menos sirviera para envolver pescado, pero NO!
Los medios de comunicación llenan sus páginas con coloridos gráficos de todos los formatos en los que intentan llevar nuestra consciencia hacia uno u otro lado, luego, en la radio o la tv, afirman sin pudor alguno que sus favoritos también lo son de la mayoría de la población. Pero como dije, lo peor no es que intenten y quieran vernos la cara de idiotas, es que lo consiguen. ¿Quién con dos dedos de frente puede creer que para las elecciones generales el PP conservaría no solo la presidencia, sino que también, a decir de Metroscopia, conservarían la mayoría? aunque claro, un pelín desgarrada por el mosqueo popular.
Los sondeos de opinión no son oráculos del futuro, no predicen ni representan un sentir generalizado, menos en estos casos que se aplican a una muestra ridículamente pequeña.
Vamos a ver, españoles, las encuestas son herramientas sociológicas y mercadológicas que tienen un propósito claro y muchos ocultos. No os prestéis a la burla y la manipulación… hey! Que no estoy llamando tontos a los electores, de ninguna manera, pero creo que sí hay una tendencia constante a dejarse llevar por el mensaje que llevan las múltiples encuestas publicadas. Todo el sector empresarial procura defender y proteger sus intereses a toda costa, y la forma más sutil y efectiva que han encontrado son los sondeos y tendencias del electorado hacia su propia conveniencia.
Así, analizad cuidadosamente a todos y cada uno de los aspirantes a administrar los bienes y recursos de cada región y de la nación. Investigad sobre programas, fijaros en el tono de los discursos, los contenidos, determinad si ofrecen propuestas o si únicamente están puestos a buscarle los males al contrario, etc.
Es sumamente importante que la población tenga presente que un voto no es la única ni la principal forma de participación democrática, así mismo, es esencial que se tenga asumido que la elección que se hace en lo que toca a un grupo político no solo afecta a un sector determinado y mucho menos a un individuo, nos afecta a todos. Lo que pido, sin lugar a dudas, es que la sociedad andaluza, madrileña, vasca, gallega, catalana, etc, sea responsable, congruente y políticamente culta para no ser una masa maleable e influenciable a la que se le puede prometer lo que sea sin que haya la obligatoriedad de cumplir con los compromisos que se formulan en las campañas electorales. Reflexionad y respetad vuestro voto, hacedlo de verdad, os sorprenderíais muchísimo si muchos de vosotros empezáis a usar el cerebro y no el hígado para tomar una decisión.
Cuando se habla de “castigar” al partido que lo ha hecho mal y se cambia la preferencia electoral por otro al que se desconoce casi del todo (por aquello de que cualquier cambio es bueno), os fastidiáis vosotros mismos y de paso,  perjudicáis al resto de la población.
Ahora sí, ¡Felices campañas políticas!





P.D Aunque todos los datos y encuestas están manipulados de origen, la información que arrojan es real. Por ejemplo, El País es afín al PSOE, podría decirse que es "oficialista socialista", el sondeo que lleve a cabo contendrá preguntas cuyas respuestas, diga lo que diga el encuestado, favorezcan al PSOE, y de esta forma no hay necesidad alguna de maquillar resultados ni adulterar los datos, del mismo modo lo hace La Razón con el PP. Lo que queda manifiesto es que aun intuyéndolo, la población encargada de elegir representantes, no le pone pegas a las encuestas y menos aún cuando dan como ganador al partido que prefiere. C'est la vie... hay cosas que solo la población en conjunto pueden cambiar, pero es un error lamentable dejarle esa tarea a los partidos políticos... ¿qué entendéis por "representante"?

10 de marzo de 2015

Corrupción en España, ¿brote infeccioso o enfermedad crónica?

Una tras otra, o tal vez sería más correcto decir, un nuevo escándalo de corrupción sobre otro. 


Mientras el gobierno central a través del Ejecutivo, de los ministros de Economía, Trabajo, Hacienda y Desarrollo insisten en el mensaje de recuperación, los medios de comunicación no dan tregua a la opinión pública llenando planas y espacios audiovisuales con algún nuevo dato sobre los casos de corrupción ya abiertos (más de 500 casos de corrupción en distintos puntos del territorio español) o suman un caso nuevo, como el pasado viernes, al darse a conocer, mediante comunicado del fundador de Convergencia democrática de Catalunya, la  confesión de Oriol Pujol y Soley, quien reconoció haber mantenido una cuenta en el extranjero oculta a la Hacienda Española, las autoridades, su partido (eso dijo él), e incluso, a su propia hermana.
No se había secado aún la tinta en los diarios que publican el comunicado del ex honorable Jordi Pujol, cuando algunos rotativos lanzan, aunque no en primera plana y tampoco con el sensacionalismo del asunto catalán, el caso o casos que permanecen abiertos y que penden sobre el Presidente de las Corts Valencianes. Cualquiera diría que el periodismo español jamás había tenido trabajo “de más”.
Por su parte, la sociedad española se lleva las manos a la cabeza y expresa su creciente indignación y mayor sorpresa – si cabe- se escandalizan  por la forma en que se ha extendido la corrupción a lo largo y ancho del territorio nacional. Un caso parece más inmoral y ofensivo que el anterior, el desencanto, la confusión y la desesperanza parecen cubrir el ánimo de los españoles y cierto es que no se ve mejora en el horizonte socio-político de España. No son especulaciones, lamentablemente los datos y cifras desvanecen toda sombra de esperanza.
El año pasado, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cifró en 1.661 las causas abiertas en los diferentes órganos judiciales españoles por delitos relacionados con la corrupción. Éstas afectan a infracciones como la prevaricación, revelación de secretos, cohecho, tráfico de influencias, malversaciones, negociaciones prohibidas a funcionarios, blanqueo de capitales, apropiación indebida, fraude, estafa, falsedad documental y delitos contra el patrimonio histórico y contra el medio ambiente.
   Pese a este abultado número de procesos, la cifra de personas que actualmente están en prisión cumpliendo condena es muy reducida, sobre todo,  debido a la dilatación de los procesos judiciales, que en muchos casos son muy amplios y su investigación abarca un amplio espacio de tiempo.
  Lo anterior no hace más que reforzar la sensación colectiva de desamparo judicial que tienen los españoles. No es que crean que están indefensos ante el mal uso del poder político y económico, es que legal y jurídicamente lo están. El código penal español no sirve para disuadir a los políticos de desviarse de su misión en el puesto que ocupe y al menos para mí, eso es sinónimo de impunidad.
El papel de la población en una democracia no se limita a la emisión de un voto que exprese la voluntad de las mayorías, la ciudadanía ha de organizarse para crear el país que desea o tendrá que contentarse con el que merece bajando la cabeza ante la arbitrariedad de sus gobernantes. España decide y huelga decir que la clase política ha perdido la legitimidad de la representación de los ciudadanos.

8 de marzo de 2015

A todos nos ha pasado por la cabeza matar a un político capt 3

¡Todo pasó tan rápido!

Sin que Elsa lo supiera (y aunque lo hubiese sabido, no lo habría entendido) en el mismo edificio y con el mismo propósito que ella, había dos personas más. Uno de ellos tenía conocimiento de la presencia de los otros dos, el tercero no sabía que uno de los tiradores había invitado a una persona aparte de ellos. En resumen, la única que no tenía ni puñetera idea de lo que pasaba a pocos metros de su posición en el 5º C, era Elsa. Dado que ella no era ni propietaria ni había estado en ese lugar antes de la madrugada anterior, nada le resultaba ni diferente ni extraño.
El 2º tirador, ubicado en el ático, había dispuesto unas cámaras escondidas en la ventilación del salón de cada piso con vistas a la calle 101 y controlaba desde su móvil, los movimientos de sus compañeros de misión. Hasta él llegaba el olor perfumado de Elsa, loción para hombres, imitación de un perfume de marca. El maquillaje y la peluca no estaban mal, pero Elsa no había logrado engañar a un experto, de hecho, en opinión del Tirador 2, no engañaría a un novato, pero a un civil, incluso a un político y a la policía tal vez.
El bullicio en la calle era una mezcla de bocinas de autos, música en potentes altavoces con el tema institucional del partido. Horroroso, por cierto. ¿Alguien se los habrá dicho? La gente se reunía en torno a una tarima en forma de media luna con un tablón vertical decorado con pendones y el nombre del candidato y un lema de con todos los números para una campaña perdedora. Desde su taburete, Elsa tenía una cobertura visual amplia, al igual que los otros dos que también esperaban el momento justo para completar “el plan” que parecía ser el mismo o muy similar para los tres.
El volumen del ruido de la calle era cada vez peor. Elsa escuchó un ruido en el rellano un par de pisos abajo, se quedó muy quieta, con el corazón saliéndose por sus oídos, incluso pensó que cualquiera podría escuchar sus latidos. El sonido se alejaba a momentos y de pronto, escuchó la puerta del edificio a calle.
El tirador 2 también escuchó y miró hacia abajo. Uno de sus clientes salía del edificio reprimiendo el impulso de correr. No llevaba nada en las manos, tenía la camisa empapada de sudor, caminaba entre la gente apretando las piernas, como si estuviese aguantando las ganas de cagar. Dejó su arma en el suelo del terrado con mucho cuidado, así mismo caminó hacia dentro del edificio y aguardó a escuchar si el tirador 1 claudicaba también. En ese momento, tuvo que volver a su puesto, pues los gritos de reivindicaciones y consignas  de los asistentes al mitin se alzaban por encima de la voz del funcionario de PCR. Sobre la cabeza del presidente había suspendida de unos hilos de nylon, una gigantesca cigüeña blanca de cartón perfilada con las alas extendidas  y la cabeza con el largo pico señalando al cielo.
Elsa vio a ese hombre salir del edificio y aunque aquello le ponía nerviosa, el bullicio de los manifestantes, los pitidos, la música, los cánticos aupando al presidente y dos de sus ministros le devolvieron a su plan. En un instante solo fue capaz de escuchar la música y algunos gritos histéricos. Vio caer al ministro de trabajo y al vicepresidente de gobierno. La imagen de un hombre muy alto cubriendo el cuerpo agazapado del jefe del gobierno. Sentía que su corazón se había detenido y había dejado de latir, pero respiraba casi normalmente. Guardó el arma en su estuche, se guardó los guantes en el bolsillo del pantalón, se puso la chaqueta y con el maletín en mano, salió del piso y comenzó a bajar las escaleras resistiéndose a apresurar el paso.
Cuando salió del edificio ya había repasado al menos cinco veces el recorrido que haría hasta la casa de sus padres donde vivía su hermano. La gente seguía corriendo y moviéndose erráticamente para ponerse a cubierto y evitar ser alcanzado por una bala. La policía ya se había dispersado para evitar que alguien se acercara a la plataforma en la que paramédicos que a saber de donde habían salido igual que la ambulancia, intentaban subir a los dos hombres heridos en las camillas. Elsa no se detuvo a mirar, aceleró el paso imitando a la muchedumbre que corría por doquier. Cruzó la calle y se dirigió al subterráneo.  Como lo suponía, el túnel del metro estaba atestado de policía. Para ese momento, el tirador 1 ya se había desecho, lo más discreta y rápidamente que pudo, del maletín. Dos policías le miraron directamente y se acercaron a ella, pero un tumulto en el pasillo hacia la línea uno, desvió sus pasos permitiéndole llegar al andén de la línea que le llevaría al punto donde haría que se perdiera el rastro del hombre extraño en el que se había convertido para la ejecución de la que se había designado como su misión de libertad. 

7 de marzo de 2015

La mayoría absoluta carga de nuevo contra Cataluña

El Ejecutivo central alega que Catalunya "busca desarrollar una diplomacia pública" sin ser un Estado


Fuera caretas, ya podemos decirlo sin tapujos: en todo el tiempo que lleva dedicándose a la política, a Rajoy nunca le tocó hacer algo tan difícil como decir en un anuncio institucional para los medios que le gusta Cataluña porque son emprendedores y “hacen cosas”. Cuando una sonrisa, al contrario de disfrazar la repulsión y odio que se siente, acentúa con una mueca esos sentimientos, ya no tiene sentido fingir, señores del PP, no tenéis que forzar los músculos de sus caras para ensayar un gesto que no lograrán con éxito si de hablar de Cataluña se trata.
Cada recurso admitido por el TC en relación a la celebración de una consulta democrática en Cataluña fue una afrenta a la población, no al President Artur Mas. Claro, esto ya lo sabían, con la misma certeza con que los catalanes saben que despreciáis a este pueblo.
¿Por qué digo esto? Vamos, no seáis tímidos ni nos vacilen, lo sabéis perfectamente. Una nueva afrenta contra el pueblo catalán, estando aún humeante la rotativa que dio a conocer, primero, la suspensión por tres años del Juez de la Audiencia de Barcelona, Santiago Vidal, por su participación en la redacción de una Constitución Catalana, y al día siguiente, ¡claro que sí! Se declara ilegal la Consulta del 9N. Cierto es que en esta ocasión, el regaño y estocada fue directamente para la Generalitat, pero si sabéis algo de democracia básica, es justamente el pueblo catalán el que está representado en las oficinas consulares de Cataluña en diversas partes de Europa y otros países del mundo. Así, el gobierno aprobó la impugnación ante el TC de “algunos” preceptos de la Ley catalana de Acción Exterior con el propósito de suspenderlos, así como del decreto de apertura de las anunciadas delegaciones en Roma y Viena.
Según Doña Soraya Sáenz, la norma catalana supone una violación del artículo 149.1.III de la Constitución, que habla de la distinción de competencias exclusivas del Estado y de las CCAA y también el 97 en el que se lee que corresponde al gobierno del país dirigir la política exterior.
No es un gran análisis, pero de verdad me da curiosidad saber si el Ejecutivo piensa que los catalanes son idiotas y se van a tragar la píldora. Va a ser que no, señores, no se la tragaron antes, no se la tragarán jamás.
También me mosquea mucho que la famosa ley catalana de acción exterior fue aprobada y publicada en el BOE el 23 de diciembre de 2014, y como corresponde a cualquier proyecto o iniciativa de ley, inclusive las emanadas desde la Generalitat de Catalunya, son revisadas en el Congreso de la Unión por todas las facciones parlamentarias, empezando por el PP que tiene mayoría absoluta ¿cómo es que se aprobó esta ley si se contrapone con otra previa de la misma Constitución? ¿o es que los diputados no revisan las leyes que aprueban?
Si la discusión fuese al contario, que la legislatura rechazara una ley catalana, me parecería de lo más común y ordinario – dicho en el peor de los sentidos - , pero no fue el caso, y sinceramente estoy confundida.
Bueno, es igual, el gobierno recurre una ley aprobada por los diputados de su propio partido y publicada en el boletín oficial del Estado y como en este país donde manda capitán, los marineros al carajo, pues ya se sabe de sobra cual será la resolución del Constitucional y a seguir adelante.
En las redes sociales es evidente el anhelo colectivo para que el Partido Popular abandone La Moncloa, pero seguro que ninguna comunidad como la catalana está tan ansiosa de perder de vista para siempre al presidente y a todo el partido.
Amén!
El gobierno ya le tiene vicio a las demandas contra Cataluña

Novata a mediana edad


Este asunto de crear un blogg me supera por momentos, me hace sentir torpe, desfasada, casi vieja.
Mis sobrinos e hija me dirán que a fin de cuentas, no es taaaaaaaan difícil, y muy probablemente tendrán razón, pero puedo decir, sin exagerar, que en el arranque de este proyecto, el corazón ha subido notablemente sus pulsaciones.
Se me ocurren muchas cosas, desde publicar aquí aquellos artículos que publiqué en un diario... bueno, una página digital, hasta los cuentos y relatos que me cruzan casi a diario por la cabeza.
Ahora que lo pienso, este blogg debería llamarse:" De chile, de dulce y de manteca", que es la expresión que se utiliza frecuentemente para intentar describir algo que tiene de todo un poco y mucho de nada. O, "Ni Pies ni Cabeza", pero me gustó el título de debrayes y pedos mentales porque no siempre lo que me cruza la cabeza es desechable y a veces se le puede sacar algo que en principio me gusta como queda.
Hace meses comencé un relato sobre una mujer que decide darle un buen susto al presidente del país.. Escribí por varios días y de pronto, me detuve, ya no recuerdo por qué. A principios de esta semana decidí que retomaría aquel relato y lo iría puliendo y mejorando publicándolo por capítulos cortos, como los culebrones - en México, novelas - de tv. Por genuino interés y curiosidad, fusilándole la idea a mi pareja, pensé que sería muy interesante que la gente que de casualidad leyera el relato y algo no le pareciera bien, me lo diga de forma extendida, tan detallada como quieran, o mejor aún, que me comenten cómo sería más creíble o más interesante la historia, de tal forma que  la protagonista dejase de ser un simple personaje de ficción para ser la proyección de dos o más personas, además de que, por la trama de la historia, podría también ser una especie de catarsis, de vómito negro. ¡Se trata de asesinar al presidente del país! No pretendo hacer apología del delito, tampoco quiero dar ideas a nadie ni activar un mecanismo de violencia, nada más lejos de mi intención. Lo que sí quiero es que la gente sepa que no tiene que contener su imaginación mientras sepa que hay ideas que llevadas a la acción, conllevan serias consecuencias y no sólo legales.
Regularmente iré publicando trozos de la historia y me gustaría muchísimo que la curiosidad, el interés o el aburrimiento les traiga de rebote por estos lares digitales.

Me gusta escribir, me gusta muchísimo, y soy consciente de que éste es un espacio perfecto para mí, pero su realización se me presenta harto complicada. No, no pienso ni quiero tirar la toalla, sólo quería expresar que este proyecto adquiere una relevancia muy especial por lo que está representando y lo que me dice reiteradamente de mi misma, que estoy desactualizada, que me he hecho mayor y que ya no es una cuestión sólo de patas de gallo y achaques varios, Pero siguiendo el ejemplo de aquellas mujeres que encontraron el mejor momento cuando la lozanía de la juventud y la soberbia de los primeros 30 años les abandonaron, encontraré la forma de dominar este medio, por orgullo y por beneficio personal, lo encontraré. "...... pongo a dios por testigo que no renunciaré a llevar al éxito este blog".... soy atea, pero en lugar de ese mito de la divinidad, pongo a quienes me honren con su visita como mis mejores testigos de que no claudicaré.

Pensando que en algún momento tal vez se despierte la curiosidad de mi hija ahora adolescente por lo que escribe su madre, tengo que decirte algo, tesoro mío: los debrayes se tienen con más frecuencia e intensidad cuanto más grande te haces. Créemelo.

Nuevamente gracias a mi marido y a esa belleza morena que me brinda el privilegio de ser mi sol, mi luna y mis estrellas por insistir con esto y por sus invaluables aportes a mi vida.
¡Les adoro! Gracias

Presentación


Quien me conoce sabe que nada me gusta más que discutir sobre cualquier tema, pero particularmente, sobre política, aunque mis amigos no me dan muchas oportunidades. Jojojojo
Tengo que darle las gracias a Jimena Ogz por su inspiración, por su aportación lingüística a este blogg. Cada vez que te escuché que tú o tus amigas decían esa palabra se me dibujaba un signo de interrogación muy grande en la cabeza. Intenté a través del manejo y conjugación del extraño término, entender qué demonios podría significar y te confieso que tuve que buscarlo en google, y me apareció una página tan curiosa y singular como el término mismo: Diccionario libre. En esta web encontré la definición de "debraye" y me di cuenta de que yo no estaba muy lejos de la explicación que se da en el diccionario digital.
Los pedos mentales no requieren mucha explicación, pero de acuerdo al citado catálogo de términos raros, la diferencia entre un pedo mental y un debraye es que los segundos pueden tener un fin creativo, mientras que los primeros son sencillamente idioteces que no ocupan espacio en nuestro disco duro, surgen de pronto y se diluyen en breve sin dejar ningún rastro de haber existido.

Gracias a la poco sutil insistencia de Andrés Morales para empezar este blogg que espero guste, visiten mucho, lo difundan y si les apetece, participen.

6 de marzo de 2015

A todos nos ha pasado por la cabeza matar un político - Capt. 2


No hay marcha atrás


Creo que las sociedades han confundido el concepto de civilización y orden, con resignación y mansedumbre.
Si me dicen que a nadie se le ocurre acabar con la vida de una persona, por mucho que ésta se merezca el odio y desprecio de los subordinados, nadie despierta y dice: a este me lo cargo. Bueno, si se pudiera, habría que preguntarle a Mark David Chapman o al asesino serial Andrew Cunanan (asesinos de John Lennon y Giani Versace respectivamente) si estarían de acuerdo con la afirmación de que la evolución social del ser humano ha suprimido el instinto depredador del hombre llevándole a cegar la vida de un semejante sin motivo aparente. Me atrevo a decir que ambos negarían rotundamente la veracidad de tal sentencia.
De acuerdo, estas dos personas estaban mentalmente enfermas, algún sector de sus desquiciados cerebros se había apagado definitivamente y es probable que fuese aquella sección en la que se encuentran los valores, la ética, la autocensura, ¡qué se yo!
 Elsa es una persona normal y con un profundo sentido de la empatía, la responsabilidad y la consciencia social. Alguien así, una persona como ella que jamás tuvo una infracción - nunca se sacó el carnet de conducir ni se compró coche alguno -, que no causaba molestias a sus vecinos y siempre parecía tener ánimo suficiente para repartir entre lo suyos, no puede convertirse en una asesina de un día para otro.
La idea de matar al presidente y alguno de los ministros - no tenía muy claro cuál era el más dañino -, al contrario de lo que sucede en la mayoría de las personas, no pasa de ser eso, una ocurrencia, una justificada fantasía, pero Elsa llevó ese pensamiento al terreno de la razón - o la locura reaccionaria - y como pasa con algunos fanáticos religiosos que se inmolan tras asesinar accidentes.
Elsa no es una asesina a sueldo, está convencida de que si no lo hiciera ella, cualquier otra persona se sentiría obligada a hacerlo.

El día señalado, Elsa siguió adelante. Creía que después de lo que había llegado a hacer para llegar hasta ese momento, no había marcha atrás, además, no se había dado el milagro que hubiese podido detenerla. El presidente y sus ministros seguían aniquilando los derechos sociales, la corrupción, recortes, injusticias, abusos, todo seguía igual, hasta las promesas del presidente de gobierno eran las mismas que cuando desplazó al partido que había pasado a ser oposición.

Aunque Elsa podía estar segura de que nadie estaba asumiendo como ella la decisión de influir directamente en un cambio tangible y definitivo, lo cierto es que resulta muy difícil imaginarse que entre más de 40 millones de personas, solo una, no política, se decidiera a dar un golpe de verdadero efecto sobre la vida política y social del país.

Mientras Elsa se dirigía, ya convertida en un hombre de baja estatura, tez morena, ojos marrones, nariz ancha, medio calvo y canoso, otra persona en la misma ciudad había decidido marcar un hito en la historia política del país.
Junto a un bar, muy cerca de donde se llevaría a cabo un mitin al aire libre, había uno de cientos de edificios que gracias a la banca española, había quedado vacío. Diez pisos de no más de 50 metros cuadrados estaban llenándose de polvo y con sus muebles deteriorándose inexorablemente. Uno de esos inmuebles que se construyeron sobre las ruinas de un antiguo bloque de pisos que formaban parte de la belleza arquitectónica del barrio y que fue derruido durante el auge de la burbuja inmobiliaria, en el transcurso de la primera y segunda legislatura innombrable José Venancio Hitmac*, del mismo partido que el malnacido que gobierna actualmente, PCR (Partido Coalición Representativa).
De acuerdo a sus planes, Elsa recogería la llave de la puerta de calle en un compartimento simulado en la pared, cerraría con llave al entrar y al salir, subiría hasta el piso 5, dispara, guarda todo, se va y cierra nuevamente.
Puesto así, y repasando mentalmente cada detalle de lo que había aprendido a hacer en los últimos diez meses, solo la fatalidad podía hacerle fracasar… la fatalidad y que en el momento justo, no consiguiera controlar sus pulsaciones cardiacas para acertar al blanco.
Una tarjeta del metro, llegar al punto planeado, caminar unos quinientos metros, tomar la llave, entrar, subir, disparar, bajar, cerrar y dejar la llave en su lugar. En el metro le asaltó una duda: ¿de quién es el edificio? En su cabeza imaginó toda una secuencia de sucesos que no le gustó ni un pelo, y lo que menos le gustaba era vivir con miedo. Se había puesto ese ridículo disfraz para no tener que vivir escondida, ella tenía un trabajo al que volvería una vez que terminaran sus vacaciones, lo que pasaría en poco más de quince días. Aquella mañana llamó muy temprano a su ex marido para decirle que había encontrado una oportunidad buenísima en Texas y que estaba planteándose mudarse a ese país porque estaba harta de lo que estaban haciendo los de PCR con el país. Antonio, que estaba medio dormido, apenas si hizo algún comentario que superara tres letras, eso sí, le deseó suerte y cortó la llamada. A su hermano le había llamado también para avisarle que pasaría unos días con él porque no se encontraba bien, que haría un recado y después se iría a estar con él. Su hermano trabajaba por la noche, así que tampoco a Javier le hizo ni puñetera gracia que le llamaran cuando apenas hacía unos instantes que había entrado en la cama, gruñó alguna cosa y también cortó la llamada. A Elsa no le importó, su hermano era así, parco y malhumorado, eso tendría que ser a causa de su horario de trabajo porque cuando era más joven, solía ser muy sociable y alegre. La gente cambia, solo tenían que verle a ella.
Subió las escaleras para salir del subterráneo. En el vagón del metro se había planteado no llevar a cabo el plan, pero en su mente se visualizó arrepintiéndose amargamente de no hacerlo, así que recorrió el trayecto que había dibujado y llegó hasta la puerta del edificio abandonado.

El arma estaría ahí desde la madrugada anterior, escondida por ella misma en una buhardilla y envuelta en papel. Tomó la llave y abrió, cerró desde dentro y entró al reducido espacio del hall de aquel sitio vacío. El sonido de sus pasos se le antojaban demasiado fuertes tomando en cuenta que eran unos zapatos de la marca con el color amarillo mostaza. El diseño del edificio no era ninguna obra de arte arquitectónica, pero habían sabido sacarle provecho al solar. Le habían indicado que aunque no había focos en todo el sitio, el ascensor sí estaba en servicio para evitar que se echase a perder, por lo que semanalmente iba una persona para ponerlo a trabajar durante un par de horas.  Elsa prefirió subir por las escaleras. Se tranquilizó pensando que si hubiese algo o alguien en algún departamento o rincón del edificio, escucharía algo más que sus pisadas. Entró al 5 C y con calma sacó el estuche del arma, cogió una pequeña banqueta y se sentó junto a la ventana esperando que empezara todo el movimiento del mitin del presidente acompañado por sus ministros. 

3 de marzo de 2015

Temporada de cacería, perdón, de campañas políticas...

Pega, calumnia, ataca, pero gana.

La temporada de elecciones está ya encima, los partidos políticos recopilan todos sus recursos humanos y financieros a disposición del candidato de turno. El elegido, el ungido es constantemente instado a evitar ciertos temas, a recalcar otros, tener la habilidad  de esquivar baches dialécticos y mantener el control. Los ordenadores de las sedes regionales y nacionales sacan humo, la información sobre los contrincantes, verdadera y falsa, fluye como fuertes cascadas en las impresoras y la red.
Los mítines, esos bonitos baños de pueblo que se dan los candidatos son la ocasión clave para volcar sobre las desordenadas e ignorantes mentes de los militantes, todo ese tumulto de promesas, mentiras, ataques, descalificaciones y revelaciones sobre lo que los rivales son y no son en detrimento de la sociedad a la que pretenden gobernar. Sí, también hay propuestas, también hay un espacio para el discurso inspirador, para ilusionar a los ciudadanos y atraer lo único que a los partidos importa: el voto.
¿Por qué votar a Menganito es lo más inteligente, prudente y positivo que pueden hacer los andaluces, catalanes, madrileños, vascos, gallegos, etc.? Si se piensa por un minuto, nadie podría responder a esa pregunta, y menos en estos tiempos.
Buena parte de las campañas electorales se resume en el ataque indiscriminado y autoindulgente de los candidatos, unos contra otros, al que consideran su verdadero contrincante, se le lanza todo tipo de acusaciones cuya veracidad saben que la audiencia no se tomará la molestia de comprobar. Como reza aquel proverbio popular: tu miente, que algo queda. El aludido no interpondrá una demanda por calumnias y daños al honor, no antes de pregonar su indignación en todos los medios de comunicación posibles. También huelga decir que en raras ocasiones, el que acusa aporta pruebas reales y objetivas de lo que está diciendo, pero en ese mundillo de la política mediatizada, poco importa.
El impacto que tiene una arenga beligerante, intensa y recriminadora, como el de Juan Carlos Monedero de Podemos, que sermonea más que discurre, es mucho mayor al que puede causar un discurso que enuncia un proyecto de trabajo si el aspirante se ve favorecido con el voto.  Sí, también es cierto que pocas propuestas se han oído en las últimas semanas y como se diría por ahí, lo que ha predominado han sido los gritos y sombrerazos.
También es cierto que estando el ambiente social como está, esas proclamas incendiarias, los pregones beligerantes, es casi natural que atraigan mucho más que una campaña de propuestas e ideas claras con un proyecto bien definido y realista acorde a las características de la población. La gente se agarra a lo que sea que suene igual o parecido a su malestar. Es evidente, por otra parte, que el PP y el PSOE han malgastado ese recurso de los señalamientos,  porque la sociedad española ya está muy enojada e incrédula. El “tú más” tiene cansada a la generalidad de la población, al menos cuando esas acusaciones las hacen cualquiera de estos dos partidos, porque curiosamente, no reciben el mismo tratamiento si las hacen los miembros de PODEMOS.
Se entiende perfectamente la desconfianza y el enojo contra el bipartidismo, ya que, tanto el PP como el PSOE han reunido por su cuenta, un alto número de casos abiertos por corrupción.  La sociedad española – en general, aunque no totalmente – dice estar asqueada y harta de la corrupción, que es según algunos sondeos, lo que más preocupa a los ciudadanos. Sin embargo, en medio de la violenta y vertiginosa carrera por el poder, el nuevo partido ha ido cayendo, inexplicablemente, tomando en cuenta el perfil de sus dirigentes, en baches que han aboyado el fuselaje impoluto de Podemos.  Si a eso añadimos que los eternamente señalados de Podemos no han podido resistirse al lamentable papel del quejoso paranoide que se alude como centro de toda persecución como si no supieran que tal bombardeo forma parte de las actividades recurrentes de la guerra por el poder. Que no lo sepas tú que me lees o no lo sepa yo que no tengo los estudios que ostentan Pablo Iglesias y sus compañeros en la dirección de la organización, se entiende, ¿ pero ellos que son doctores en ciencias políticas? Si Podemos hubiese empleado en responder a los ataques, en perfilar y construir un proyecto ambicioso y viable para gobernar, pero evidentemente, para Monedero es más rentable ser la víctima indefensa del PP y el PSOE que ser proactivo y congruente con lo que les dio 5 puestos en el euro parlamento.
Sinceramente, me cuesta mucho trabajo entender y aceptar que los miembros del partido del círculo blanco sean ingenuos y no vieran venir los ataques fundados o no, por parte de sus rivales políticos. Lo que me sorprendió y no para bien, es que la maquinaria del bipartidismo pudiese encontrar resquicios en la muy parloteada honorabilidad de la cúpula de Podemos. Sin embargo, y con lo estridente del reproche popular a los partidos mayoritarios por las numerosas imputaciones por corrupción, los seguidores de Podemos no ven en su partido los tiznes en el sencillo ropaje de iglesias y sus colegas y la vehemencia con la que defienden a sus líderes, será de extrañar si no se lían feo las cosas en los mítines en los que el tono más alto lo dan los insultos y las calumnias de unos contra otros.
En otra entrada comentaré las mentadas encuestas.
Gracias por venir y si quieres, coméntame lo que te parece todo esto.