Buscar este blog

7 de marzo de 2015

Novata a mediana edad


Este asunto de crear un blogg me supera por momentos, me hace sentir torpe, desfasada, casi vieja.
Mis sobrinos e hija me dirán que a fin de cuentas, no es taaaaaaaan difícil, y muy probablemente tendrán razón, pero puedo decir, sin exagerar, que en el arranque de este proyecto, el corazón ha subido notablemente sus pulsaciones.
Se me ocurren muchas cosas, desde publicar aquí aquellos artículos que publiqué en un diario... bueno, una página digital, hasta los cuentos y relatos que me cruzan casi a diario por la cabeza.
Ahora que lo pienso, este blogg debería llamarse:" De chile, de dulce y de manteca", que es la expresión que se utiliza frecuentemente para intentar describir algo que tiene de todo un poco y mucho de nada. O, "Ni Pies ni Cabeza", pero me gustó el título de debrayes y pedos mentales porque no siempre lo que me cruza la cabeza es desechable y a veces se le puede sacar algo que en principio me gusta como queda.
Hace meses comencé un relato sobre una mujer que decide darle un buen susto al presidente del país.. Escribí por varios días y de pronto, me detuve, ya no recuerdo por qué. A principios de esta semana decidí que retomaría aquel relato y lo iría puliendo y mejorando publicándolo por capítulos cortos, como los culebrones - en México, novelas - de tv. Por genuino interés y curiosidad, fusilándole la idea a mi pareja, pensé que sería muy interesante que la gente que de casualidad leyera el relato y algo no le pareciera bien, me lo diga de forma extendida, tan detallada como quieran, o mejor aún, que me comenten cómo sería más creíble o más interesante la historia, de tal forma que  la protagonista dejase de ser un simple personaje de ficción para ser la proyección de dos o más personas, además de que, por la trama de la historia, podría también ser una especie de catarsis, de vómito negro. ¡Se trata de asesinar al presidente del país! No pretendo hacer apología del delito, tampoco quiero dar ideas a nadie ni activar un mecanismo de violencia, nada más lejos de mi intención. Lo que sí quiero es que la gente sepa que no tiene que contener su imaginación mientras sepa que hay ideas que llevadas a la acción, conllevan serias consecuencias y no sólo legales.
Regularmente iré publicando trozos de la historia y me gustaría muchísimo que la curiosidad, el interés o el aburrimiento les traiga de rebote por estos lares digitales.

Me gusta escribir, me gusta muchísimo, y soy consciente de que éste es un espacio perfecto para mí, pero su realización se me presenta harto complicada. No, no pienso ni quiero tirar la toalla, sólo quería expresar que este proyecto adquiere una relevancia muy especial por lo que está representando y lo que me dice reiteradamente de mi misma, que estoy desactualizada, que me he hecho mayor y que ya no es una cuestión sólo de patas de gallo y achaques varios, Pero siguiendo el ejemplo de aquellas mujeres que encontraron el mejor momento cuando la lozanía de la juventud y la soberbia de los primeros 30 años les abandonaron, encontraré la forma de dominar este medio, por orgullo y por beneficio personal, lo encontraré. "...... pongo a dios por testigo que no renunciaré a llevar al éxito este blog".... soy atea, pero en lugar de ese mito de la divinidad, pongo a quienes me honren con su visita como mis mejores testigos de que no claudicaré.

Pensando que en algún momento tal vez se despierte la curiosidad de mi hija ahora adolescente por lo que escribe su madre, tengo que decirte algo, tesoro mío: los debrayes se tienen con más frecuencia e intensidad cuanto más grande te haces. Créemelo.

Nuevamente gracias a mi marido y a esa belleza morena que me brinda el privilegio de ser mi sol, mi luna y mis estrellas por insistir con esto y por sus invaluables aportes a mi vida.
¡Les adoro! Gracias